Hasta hace poco, comprar por internet era algo muy novedoso, reservado para ciertas compras, como libros o música, que realizaba un perfil de comprador joven y nacido en la era digital.

Las ventas por Internet ya suponen en España el 8,9% respecto a las ventas totales, una cifra que no ha dejado de crecer según los datos del Instituto Nacional de Estadística, INE, y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC.

Hasta hace pocos años, comprar por internet era algo muy novedoso, reservado para ciertas compras, como libros o música, que realizaba un perfil de comprador muy específico, generalmente joven y nacido en la era digital, según recoge el estudio ‘La Distribución Urbana de Mercancías: retos y soluciones‘ de Miebach Consulting.

En cambio, hoy en día el e-commerce ha sido aceptado por casi toda la sociedad española y está presente en prácticamente todos los sectores económicos. De hecho, desde 2014 las ventas por Internet han crecido un 37%, pasando del 6,5% del total en 2014 al actual 8,9%.

Los datos aún sitúan al mercado nacional lejos de los de otros países, como Estados Unidos, con una cuota del 14,6%, o Reino Unido, donde se ha llegado al 18,7%. Este tipo de consumo se mantendrá al alza en los próximos años, registrándose pedidos cada vez más pequeños, ya que el ticket medio de compra se ha reducido un 10% desde 2014, situándose en la actualidad en 41,7 euros.

De cara a 2020, se espera que las ventas de e-commerce alcancen el 11,4%, siendo cada vez más evidente la necesidad de los consumidores de recibir sus artículos de forma inmediata. Si bien antes se consideraba como un servicio ‘premium‘ la entrega al día siguiente, actualmente las entregas en el día o incluso en menos de dos horas, forman parte de la oferta de muchas empresas.

Esta situación pondrá a prueba las infraestructuras de tráfico de las grandes ciudades, centradas en la reducción de las emisiones de CO2 para disminuir los niveles de polución atmosférica.

 

Fuente: www.cadenadesuministro.es