Se han movido más de 401 millones de toneladas en la región en 2017, de los cuales 295 millones corresponden al transporte por carretera y 95,4 millones al transporte marítimo.

En 2017, se ha registrado en Cataluña una disminución del 11% en el número de parados del sector del transporte y el almacenamiento, manteniendo la tendencia iniciada en 2014. Así, se ha pasado de los 13.765 desempleados de 2016 a los 12.199 del siguiente ejercicio, constatándose una reactivación del sector logístico en la Comunidad Autónoma.

Esta es una de las conclusiones de la XIII Edición de los Indicadores de Competitividad del Observatorio de la Logística, elaborado por el Instituto Cerdà y recientemente presentado por Cimalsa, que muestra que el volumen total de mercancías manipuladas a lo largo del año ha ascendido a 401,1 millones de toneladas, un 9% más que en 2016.

De esta cantidad, 295 millones se han movido por carretera, lo que supone un incremento del 6%, y el transporte marítimo ha sumado 95,4 millones de toneladas, marcando un ascenso del 19%. Además, es preciso destacar el crecimiento del 17% en el último bienio del transporte aéreo y del 11% en el caso del transporte ferroviario.

Aumentan los tráficos internacionales

El tráfico más beneficiado por este crecimiento es el internacional, que ha repuntado un 19%, aunque el más importante sigue siendo el interno, con una cuota del 43% en cuanto a las toneladas movidas.

El estudio también menciona el aumento del 11% en el comercio con Europa, a lo que se añade un alza del 8,2% hasta abril de 2018 en las exportaciones, destacando las de vehículos a motor y otros materiales de transporte. En cuanto al tráfico de Cataluña con el resto del país, ha crecido un 5%.

El consumo de combustibles de automoción en la Comunidad Autónoma está encabezado por el gasóleo, con un peso del 77%, seguido de la gasolina con el 17%, aunque ambos presentan una tendencia a la baja. Por su parte el GLP ha ascendido un 8% en el último bienio y el GNV un 9%.

Crecimiento del e-commerce

Asimismo, el informe hace hincapié en el aumento del transporte comercial en los núcleos urbanos debido al crecimiento del e-commerce. De hecho, el transporte de mercancías supone el 21% del tránsito total de vehículos en Barcelona, lo que se traduce en 443.000 desplazamientos diarios, un número que se mantiene en aumento después de una gran caída durante la crisis.

En el ámbito inmologístico, se ha observado un aumento del precio medio del alquiler de los almacenes de casi un 15%, llegando a los 4,6 euros/m²/ mes, pese a que entre 2008 y 2015, había experimentado un descenso internanual cercano al 3%.

 

Fuente: www.cadenadesuministro.es