Según Violeta Bulc, esta medida supondría costes adicionales y una nueva carga administrativa para las pequeñas y medianas empresas europeas.

 

La instalación de tacógrafos en furgonetas y demás vehículos comercialessupondría, a juicio de la comisaria europea de Movilidad y Transportes, costes adicionales y una nueva carga administrativa para las pequeñas y medianas empresas y necesitaría un análisis más detallado“.

La eslovena Violeta Bulc, en una respuesta escrita a una pregunta formulada en el Parlamento Europeo, indica en este sentido que la Comisión Europea ha propuesto que se apliquen normas específicas en el acceso a la profesión para el transporte de mercancías y viajeros en vehículos comerciales ligeros, así como que se recopile más información sobre la “prevalencia de los vehículos comerciales ligeros en el transporte nacional e internacional para aclarar si podría ser necesario tomar medidas adicionales”.

La comisaria recuerda en su respuesta que la Directiva de Tiempos de Trabajo regula los horarios de los conductores de vehículos ligeros y que, aunque no se les aplica la regulación europea sobre tiempos de conducción y descanso, los Estados miembro de la UE tienen la obligación de “tomar aquellas medidas necesarias para garantizar que estos trabajadores realizan descansos adecuados”.

En su pregunta a la comisaria, la eurodiputada francesa del partido ultraderechista Frente Nacional Joëlle Mélin afirmaba que “las diferencias de tratamiento con relación a los conductores que llevan vehículos de más de 3,5 toneladas de MMA han conducido a la existencia de dumping social en la Unión Europea.

Fuente: http://www.cadenadesuministro.es