Con el pedido de UPS, Tesla ya acumula 381 pedidos de su Tesla Semi, principalmente de empresas norteamericanas y europeas.

Continúa incrementándose el número de creyentes en el flamante Tesla Semi, sin que nadie haya podido ver más que un prototipo.

Tras el megapedido realizado hace unos días por Pepsi, ahora UPS se lanza a reservar 125 unidades del Tesla Semi para sus operaciones de transporte en los Estados Unidos.

La empresa norteamericana de paquetería estima que estos vehículos constituyen un gran paso adelante para el transporte de mercancías por carretera en lo que se refiere a la reducción de emisiones contaminantes, a seguridad y a sus reducidos costes de mantenimiento.

De igual modo, UPS apuesta desde hace tiempo por el uso de vehículos alimentados por combustibles alternativos y está inmersa en un ambicioso plan de control de sus emisiones contaminantes, con el que quiere reducir su huella de carbono a nivel mundial en un 12% para 2025 y cree que el uso de los camiones eléctricos y semiautónomos de Tesla puede ayudarle a conseguir este objetivo.

Con este nuevo pedido, Tesla acumula, según los medios estadounidenses,peticiones para 381 Tesla Semi un vehículo que podría empezar a fabricarse en 2018 con el fin de que las primeras unidades empezaran a circular en 2019.

Este nuevo camión llevará un motor eléctrico en cada rueda y será capaz de mover 36,3 toneladas, con una autonomía de entre 480 (300 millas) y 800 kilómetros (500 millas) y un consumo de menos de 1,25kW/h/km, cifra que supone, según el fabricante, un ahorro de un 20% frente a otros camiones diésel.

Además, el vehículo promete una aceleración a plena carga de 0 a 100 km/h en 20 segundos, gracias a la tracción integral eléctrica en todas sus ruedas.

 

Fuente: http://www.cadenadesuministro.es