Una de las novedades es la posibilidad de repetir la inspección en otra estación si la primera se suspende.

 

Desde el 20 de mayo está en vigor el nuevo Real Decreto que reglamentará en los próximos años la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en España; gracias a él los conductores podrán seleccionar la estación donde pasarán la segunda inspección tras haber conseguido un resultado negativo en la primera.

Según esta norma, la segunda estación escogida por el usuario se encargará únicamente de comprobar que las deficiencias descubiertas en la primera revisión han sido subsanadas.

Asimismo, gracias a ella se verifica la imparcialidad de los operadores mediante incompatibilidades concretas del comercio de vehículos y de las empresas de transporte por carretera y la petición de que todas las estaciones de ITV estén acreditadas como entidad de inspección de tercera parte, tipo A.

Por otro lado, las estaciones también usarán herramientas de lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD). El control de emisiones se ha iniciado este año y será a través de las estaciones ITV donde se constituya el momento y la forma en que se llevará a cabo el control del resto elementos del vehículo como el sistema antibloqueo de frenos, el control de estabilidad, los airbags o los pretensores de los cinturones de seguridad, entre otros.

Además, los procedimientos de formación de los inspectores se verán reforzados con formación de actualización cada tres años y posibilitará la formación profesional y online.

Los aspirantes a inspector deberán estar en posesión del título de técnico superior en automoción, o equivalente, o tener la titulación de técnico en electromecánica de vehículos automóviles o similar; en este último caso, deberá disponer de una experiencia de tres años.

Por otro lado, en la nueva normativa no está contemplada la introducción de nuevos límites de emisiones ni controlar nuevos gases nocivos, a pesar de que a partir del 10 de septiembre las estaciones comprobarán el sistema de control de emisiones a través del OBD de los vehículos Euro 5 y Euro 6.

Asimismo, se abre la posibilidad de pasar la Inspección hasta un mes antes de la fecha de su vencimiento, sin que se vea afectada la fecha de la siguiente inspección; se acepta también la ITV realizada en otro estado miembro de la UE cuando se pida su matriculación en España y se registrarán como históricos los vehículos que tengan más de 30 años desde la fecha de su primera matriculación.

Desde el 20 de mayo, los operadores actuales disponen de un año extra para acondicionar sus instalaciones y equipos a los requerimientos nuevos, justificar el cumplimiento de las nuevas obligaciones y conseguir su acreditación como organismo de inspección de tercera parte si todavía no está en su poder.

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y las Comunidades Autónomas por su parte confeccionarán un nuevo Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones de ITV conforme a la normativa europea.

 

Fuente: www.revistatravesia.es